Gonzalo Puente Ojea. Homenaje

Ha muerto Gonzalo Puente Ojea, Presidente de Honor de Europa Laica

 Cartel homenaje Gonzalo Puente Ojea 2015 w

Gonzalo Puente Ojea, Diplomático y ensayista, presidente de Honor de Europa Laica, ha fallecido de muerte natural en la madrugada del 10 de enero de 2017 en su casa de Getxo, a los 92 años de edad.

*Había nacido el 21 de julio de 1924, en Cienfuegos, (Cuba), pero de familia gallega. Ha sido testigo excepcional de la vida política española del siglo XX y parte del XXI.

El desempeño de distintos puestos y destinos diplomáticos le ha permitido conocer a los principales personajes que llevaron adelante la transición política española. Ha sido autor de más de 25 libros y de diversidad de ensayos y artículos sobre el hecho religioso, ateísmo, laicismo, libertad de conciencia, antropología y política. Entre otras muchas responsabilidades públicas, fue durante un breve periodo embajador de España ante la Santa Sede (1985-1987).

Sus restos serán incinerados el día 11, a las 10:30 en el cementerio de Derio (Vizcaya). En fechas posteriores, aun sin determinar, sus cenizas serán trasladadas a Madrid para ser enterradas en la tumba familiar en el Cementerio de la Almudena, donde también se encuentran las de su compañera Pilar.

Posiblemente será el momento de hacerle una despedida civil, de acuerdo con sus creencias y, posiblemente, se organice algún homenaje póstumo, como continuación del que hiciéramos el 31 de enero de 2015.

El pensamiento laicista de Gonzalo Puente Ojea, entre otros, inspiró la fundación de Europa Laica y sus trabajos y reflexiones han formado de nuestra teoría política.

A modo de recuerdo agradecido y de semblanza de urgencia

De uno de sus últimos trabajos

LA CRUZ Y LA CORONA. Ed. TXALAPARTA 2012

La «transición a la democracia»…  consistió en una versión continuista de la ideología monárquica, caracterizada por un pacto de concordia y reparto entre los dos poderes universales, la Cruz y la Corona, y basado en la teología política cristiana. La misma que impidió la modernización del Estado, al tiempo que las naciones europeas ilustradas, abrían sus puertas a la exigencia de las libertades, de la ciencia, de la razón y de la crítica urgente de valores obsoletos. Esa que sigue gozando hoy aquí de exorbitantes privilegios.

*(En próximas fechas, se publicarán diferentes semblanzas, como recuerdo a una persona muy lúcida, que entendió con una enorme clarividencia el proyecto laicista y republicano, para la construcción del Estado y cómo y por qué defender radicalmente el Derecho a la libertad de pensamiento y de conciencia. De las cuales nos iremos haciendo eco).

Gonzalo Puente Ojea, intelectual ateo

OBITUARIO

Gonzalo Puente Ojea, intelectual ateo y exembajador en el Vaticano

El diplomático y presidente de honor de Europa Laica publicó una treintena de obras

JUAN G. BEDOYA  11 ENE 2017 – 22:11 CET

PuenteOjea

Creyente en sus años mozos, agnóstico y ateo más tarde, intelectual de fuste con una treintena de obras publicadas, siempre inconformista, el diplomático Gonzalo Puente Ojea solía acudir a una cita de Chesterton en Por qué soy católico para ilustrar cómo, entre ignorar las derrotas o exagerarlas, está el talento de arrancar victorias de los fracasos. Fue la historia de la ejecución, por sedicioso, del nazareno Jesús a manos de Poncio Pilato, instigado por los líderes judíos del momento. Chesterton sostenía que sin aquel ascenso al monte Calvario no habría habido cristianismo. También Puente Ojea creyó poder convertir en victoria su estrepitosa derrota cuando cayó en desgracia en el Ministerio de Asuntos Exteriores, del que había sido subsecretario con Fernando Morán en el primer Gobierno de Felipe González, cuando el Vaticano le retiró el plácet de embajador por divorciarse y volverse a casar por lo civil.

La jerarquía católica se empeñó, con furia poco cristiana, en una campaña que destrozó la reputación incluso profesional de Puente Ojea, retirado de Roma de mala manera. Quien lo sentenció en agosto de 1987 fue el ministro Francisco Fernández Ordóñez. La polémica fue tan extravagante que Fernando Savater, otro ilustre laicista, la resumió entonces para EL PAÍS en un artículo titulado Embajador en el infierno.

Puente Ojea falleció en la madrugada del martes pasado en su casa de Getxo (Vizcaya) a los 92 años de edad. Sus restos fueron incinerados en el cementerio de Derio y en fechas posteriores, aún sin determinar, las cenizas serán trasladadas a Madrid para ser enterradas en la tumba familiar en el cementerio de la Almudena, donde reposan las de su compañera Pilar. Europa Laica, la organización de la que era presidente de honor, le prepara una despedida civil, de acuerdo con sus creencias, y un homenaje póstumo.

Nacido en Cienfuegos (Cuba) en 1924 —su padre era allí cónsul general—, Puente Ojea ha sido un referente fundamental en el difícil camino de España hacia la laicidad y la secularización. Nunca renunció a sus ideas, y ello le cortó muchas alas en la carrera diplomática, enfeudada con el franquismo e invadida por excombatientes y falangistas. Según sus datos, de los 444 diplomáticos que había en 1960, 113 entraron mediante exámenes patrióticos. En aquel ambiente, Puente Ojea era un faro para los nuevos.

Sería una lástima centrar este obituario en los sucesos que acabaron con su carrera política, aunque resulta imprescindible para comprobar cómo el Estado español se humilla muchas veces, sin decoro, ante el poder religioso, que sigue siendo fáctico (como solía decirse durante el franquismo nacionalcatólico). Puente Ojea se sobrepuso con creces a aquellos sucesos completando una obra ensayística enciclopédica, que había iniciado en la década de los cincuenta del pasado siglo con títulos como Problemática del catolicismo actual (1954). En 1974 publicó Ideología e Historia. La formación del cristianismo como fenómeno ideológico. Otras obras suyas son Elogio del ateísmo (1995), El mito del alma(2000) o La religión ¡vaya timo! (2009), en la colección ¡Vaya timo!, de la editorial Laetoli. También publicó una compleja antología de escritos breves, que tituló de manera inequívoca La Cruz y la Corona. Las dos hipotecas de la Historia de España. Fue su testamento intelectual, el grito del pensador que no está dispuesto a inhibirse ante el deber moral de denunciar las falsedades y corrupciones de la cacareada democracia española.

Proceso de divorcio

Pero es ineludible volver al incidente diplomático que protagonizó en 1987, en el que el Vaticano torció el brazo de mala manera al Gobierno socialista. Roma había acogido con gran disgusto el nombramiento de un diplomático por primera vez inmune a los halagos clericales, pero no se atrevió a rechazarlo por la abrumadora mayoría parlamentaria con que contaba el ejecutivo de Felipe González. Cuando se hizo público que el embajador había iniciado un proceso de divorcio, los círculos más reaccionarios creyeron que había llegado la hora del desquite. Puente Ojea reunió en un libro los documentos del caso. “Sobre mi persona y las circunstancias de mi cese se han acumulado, con el mayor desorden de la mente y con una delirante incoherencia narrativa, toda suerte de falsedades, disparates y difamaciones”, escribió.

El resumen es que el Vaticano juzgaba (y sigue juzgando) el divorcio desde la moral sexual, en un ambiente, por cierto, en el que dicha moral en el clero, incluida la curia romana, arroja hasta un 70% de sacerdotes con relaciones sexuales de carácter o eventual o estable. Puente Ojea se lo dijo así, sin tapujos, al sustituto de la Secretaría de Estado, con quien logró entrevistarse antes de volver a España: “Si el embajador de España fuese un hombre de vida licenciosa, pero celoso practicante y católico a machamartillo, todo quedaría condonado y sigilosamente arreglado, como ha sucedido en otros casos. Si fueran expulsados de la curia todos los que conculcan en secreto los tabúes sexuales, su personal se quedaría diezmado”. Y el representante del Vaticano le contestó: “Haga usted lo mismo”.

In memoriam de Gonzalo Puente Ojea.

  · · 11 ENERO, 2017

 gonzalo-puente-ojea-in-memoriam

Ante la muerte de Gonzalo Puente Ojea abrimos este libro digital de condolencias.

Para ello deja tu mensaje en el aparatado de comentarios de esta entrada.

Abrimos con este comentario que nos ha llegado esta noche de Federico Mare, desde Argentina:

“Acabo de recibir desde España una noticia que me llena el alma de tristeza: el gran intelectual marxista Gonzalo Puente Ojea, luminaria del ateísmo y el laicismo, pensador e historiador de excepcional erudición y lucidez, ensayista prolífico, humanista ejemplar, ha muerto a los 92 años de edad. Qué pronto el nuevo año me trajo un infortunio, qué pronto…

Gonzalo era mi maestro y mi amigo. No tuve la suerte de conocerlo personalmente, pues nunca viajé a España. Pero tuve el privilegio de mantener con él, durante estos últimos años, un vínculo epistolar que me reportó no pocos aprendizajes, satisfacciones y alegrías.

Guardaré sus cartas manuscritas y obsequios como un tesoro, igual que todos sus libros, de los que tanto me he nutrido desde mi juventud, y sin los cuales no podría ser lo que soy. Mi deuda intelectual para con él es inmensa, impagable.

Este texto que posteo lo escribí hace dos años, con motivo del homenaje que le hicieran en Madrid mis compañeros de Europa Laica. Que ahora sirva de obituario y despedida.

Gonzalo Puente Ojea, luminaria del laicismo y el ateísmo.

Hasta siempre, querido amigo. Nunca te olvidaremos. Vivirás en tus obras y en los recuerdos de quienes tanto te apreciamos.”

Federico Mare. Mendoza – Argentina –

Ciclo Ateneo Ateo: 4 de noviembre de 2016

Tema: Presentación novela “No busques el infierno, lo llevas contigo”

Autor del libro: Luis Vega Domingo (Presidente de AMAL)

Asunto: La novela se sitúa en el marco de la corrupción española.

A continuación se establecerá un debate abierto sobre el papel de los ateos en el momento actual, ¿hay una moral y una ética atea? ¿Tenemos un compromiso con la sociedad más allá de la lucha por una sociedad laica y una iglesia sin privilegios? ¿Qué le falta a AMAL?

 Fecha: Viernes 4 de noviembre de 2016; a  las 19,30 horas

 Lugar: Sede de AMAL en Madrid; C/ Carretas 14 – 2º H (Metros Sol y Tirso de Molina)

Os informamos igualmente de estos otros actos:

Día 3 Jueves   ANDRÉS ACOSTA GONZÁLEZ

Presentación de su libro “RELATOS”

Día 10 Jueves FRANCISCO TORRUBIANO (Astrofísico)

Conferencia “La evolución de la materia. Del Big Bang a la vida” .

La intervenciones de Andrés Acosta y Paco Torrubiano son los jueves a las 19,00 h en la Casa de la Cultura de Tres Cantos, sala 83.

Ciclo Ateneo Ateo: 20 de septiembre

Tema: Construcción de una cultura postreligiosa

Ponente: José Manuel Fernandez Santana

Jose Manuel nació en Las Palmas de Gran Canaria, ha sido librero, abogado y docente en los tres niveles de la enseñanza. En 1979 fundó la Unión Humanista y Ética de Suecia. En 1986 fue designado Jefe de la Sección de idioma español en los Cursos de Extensión Universitaria de la Universidad de Estocolmo. La Sociedad Argentina de Escritores (SADE) lo distinguió con la Faja de Honor en 1999. Figura, junto a otras personalidades, en la obra “Miramar, Compendio Histórico” (2004) de V. Brugueras. 

Premios: Sociedad Argentina de Escritores: Faja de Honor 1998 (otorgada en 1999) a la Mejor Biografía, por “Recuerdos de Miramar -Una aproximación a la Vida y Obra de Don Segundo Martín Acha”

 Fecha: Martes 20 de septiembre de 2016

A las 19,30 horas

 Lugar: Sede de AMAL

C/ Carretas 14, 2º H

Encuentro con la Plataforma en Defensa del Patrimonio Navarro

Queridos amigos:

Invitados por la Plataforma en Defensa del Patrimonio Navarro, viajamos a Pamplona para intercambiar opiniones sobre nuestro plan de iniciar una batalla para conseguir la Desamortización de los bienes de la iglesia. Somos conscientes de que debe ser una decisión política la que lo ponga en marcha, pero nosotros debemos presionar para que así sea. La atención de los compañeros de la Plataforma ha sido estupenda. Os enviamos un resumen, realizado por ellos, en la que se expone lo más importante de lo hablado.

Los dos acuerdos más importantes son:

1.- Realización de un encuentro-asamblea a principios de Octubre de TODAS las entidades interesadas en la Desamortización-Inmatriculación. Se realizaría en Pamplona y la fecha concreta, el lugar y horario ya nos lo indicarían. La convocatoria la extenderíamos cada una de las asociaciones e sus círculos de influencia.

2.- La conveniencia de crear una Plataforma en Madrid, por ejemplo (Europa Laica, Carabanchel, Asociaciones de Vecinos…) y AMAL.

Por otra parte nos explicaron que ellos llevan 7 años y cuáles son los caminos más recomendables.

Apostasía.

Por otra parte queremos coordinar una apostasía masiva ante notario. La idea es quitar todo el protagonismo a la iglesia y para ello realizar un acta notarial que presentaremos ante el Arzobispado y el Ministerio de Justicia, exigiendo que nos registren como ciudadanos libres de la iglesia católica. Para explicar esta actuación convocamos a una asamblea el día 27 de Junio a las 19:30 en nuestro local calle Carretas, 14 – 2 –H. Si al final somos un número importante el precio que cobrará el notario estará por debajo de los 10€, frente a los 25 € que cuesta el procedimiento impuesto por la iglesia y además bastará con llevar al notario nuestro D.N.I.

Un saludo ateo y librepensador

La Junta Directiva

Resumen conferencia 10/junio

Los mitos de la modernidad

El mito aparece a primera vista un puro caos, una masa informe de ideas incoherentes y vano y ocioso tratar de buscar sus razones.

 No existe fenómeno natural ni de la vida humana que no sea capaz de una interpretación mítica y que no reclame semejante interpretación.

El mito en su sentido y esencia no es teórico (…) oculta su sentido tras todo tipo de imágenes y símbolos y la tarea de la filosofía consiste en desenmascararlo

(Ernst Cassirer. Antropología filosófica. FCE)

A    El declive de los mitos tradicionales con la llegada de la sociedad moderna

Es conocido que los antropólogos han señalado con frecuencia el enorme parecido  que los mitos tienen en todas las sociedades agrarias preindustriales. A lo largo del tiempo y a lo largo del mundo se parecían. Y es que aunque sufrieran metamorfosis con el transcurso del tiempo seguían siendo funcionales al responder a las necesidades de unas sociedades cuyo modo de producción precapitalista regían un modo de vida material similar.

Al llegar el proceso de modernidad e industrialización, es decir al surgir la sociedad capitalista, los viejos mitos que durante milenios habían estado presentes se desmoronaron pues habían dejado de tener significado para el inconsciente de las poblaciones urbanas y regidas por el capitalismo.

La nueva época no dejó de tener mitos sino que ha creado unos nuevos mitos, a veces recreando mitos pre modernos cambiándoles el significado y en otras ocasiones creándolos ex nihilo.

 B     Los mitos modernos

Para que podamos considerar un relato, un concepto,  como mito, éste debe atender a las siguientes características:

-         Debe persistir en el tiempo

-         Debe y puede adoptar diversas formas

-         Su popularidad y reiteración indican que está presente con un significado funcional para la sociedad.

En un relato que sea un mito el inconsciente ve en él la expresión de lo negado de lo que la consciencia se niega a ver o le niegan ver.

El caso es que tras la Revolución Francesa y a lo largo del siglo XIX los mitos clásicos grecolatinos (y las mitológicas historias de los santorales) caen en desuso en la literatura lo que indica su inadecuación paulatina a la nueva sociedad que está desarrollándose. El capitalismo acabó con la mitología clásica y tradicional y creó unos nuevos mitos.

Pues la nueva sociedad moderna y capitalista tiene sus tabúes y una de las funciones del mito es, precisamente, expresar los tabúes, lo negado o autonegado.

C      Mitos modernos básicos: La Criatura del Dr. Frankenstein y el vampiro, Drácula.

Los dos mitos modernos básicos, los más importantes, los que podríamos considerar el equivalente a Zeus en las mitologías modernas son Drácula y Frankenstein.

El vampiro y la Criatura del Dr. Frankenstein son hermanos gemelos que nacieron el mismo día y tras su nacimiento no volvieron a encontrarse.

En el verano de 1816, Lord Byron está residiendo en la villa Diodat, en la comuna de Cologny, en el cantón de Ginebra. Allí recibe la vista de varios amigos entre los que están el matrimonio Shelley y su médico y amigo Polidori.

El tiempo era muy malo y Byron propuso en la noche del 16 al 17 de junio a sus invitados que cada uno escribiera un relato fantástico de su invención que sería en las noches sucesivas contado a los demás.

No sabemos que relatos idearon los demás pero Mary Shelley conto el relato de la criatura creada por el Dr. Frankenstein y Polidori escribió un relato titulado el vampiro, que 70 años más tarde sirvió a Bram Stoker como inspiración para escribir su novela Drácula.

Tanto Shelley como Polidori rehicieron el relato ampliándolo y dándolo a la luz publicándolos en 1819 y 1820 respectivamente.

 D     La criatura del Dr. Frankenstein o el Proletariado

La novela de Mary Shelley  se publicó en 1819 con el título de Frankenstein o el moderno Prometeo.

Vamos a exponer detalladamente el contenido de la novela pues si este mito se comprende bien los demás irán rápidos.

Lo primero que llama la atención leyendo Frankestein es la diferente percepción de la criatura del Dr. Frankestein entre la novela de Shelley   y  el cine. En la novela Frankestein es el doctor mientras que la Criatura carece de nombre y en la novela es monstruo y víctima, dotada de sensibilidad y una portentosa inteligencia, pero en el cine es solo un monstruo que carece de sensibilidad y casi de inteligencia.

La novela nos pone ante una pregunta ¿qué es un hombre? Y otra más inquietante ¿a quién le damos la dignidad de ser humano?

A partir de aquí  creo que es interesante indagar sobre la percepción del monstruo y del hombre diferente como monstruo, en el tiempo de Shelley y en el nuestro, para lo que debemos responder a la pregunta ¿Cómo se autorreconocía el hombre a principios del siglo XIX?

Empecemos por partir de una premisa, no estaba claro en el principio del siglo XIX, ni mucho menos, que la especie humana fuera única, ni donde estaba la raya de la humanidad, qué era o no era un hombre, quien pertenecía a nuestra especie o quien era nuestro semejante, nuestro prójimo Estas no eran cuestiones nada claras no solo entre el vulgo sino entre las personas ilustradas.

Cuando Linneo en el Sistema naturae, establece los principios de la taxonomía moderna habla de tres especies en el género Homo, El H. sapiens, el H, troglodytae y el H. caudatus, estas dos especies en su descripción son irreales – H. caudatus como su nombre indica tenía cola-, pero las adoptó Linneo sobre la base de los informes exagerados de viajeros en África y Asia, donde el orangután de la Indonesia dio lugar a confusiones (Orangután en lengua malaya significa Ourang outanhombre del bosque”). Prudentemente Linneo sobre estas dos especies irreales que define, afirma que están tan poco documentadas que no se podía determinar “si pertenecen al género de los hombres o de los simios”. Casi coetaneamente el primer estudio anatómico comparado entre simios y hombres, publicado por Tyson en 1699, un estudio de un joven chimpancé, se titulaba significativamente: Ourang-outan, sive homo sylvestris: or the anatomy of a pygmie compared with that of a monkey, an ape and a man. Implícitamente en la mente del autor hay algo: el H. sylvestris, que no es hombre, que no se sabe si es mono y que es el orangután o/y el pigmeo.

Pero aunque es previo a la evolución de Darwin, esta concepción encaja con la popularizada y creída a pies juntillas, que  a medida que se observa la naturaleza los organismos van de una menor a una mayor complejidad, lo que implica una jerarquización de los seres vivos. De aquí no debe extrañarnos que se pasara a la jerarquización de los seres humanos, de las razas humanas en un orden, que, casualmente, ponía al propio grupo a la cabeza.

Se creaba así la idea de una cadena que iba de los “anímales inferiores” a las razas inferiores”, con los negros en el nivel más bajo y los orientales en el nivel central, hasta llegar a los blanquitos europeos en la cima de la escalera. Como estábamos en pleno siglo XVIII, pleno neoclasicismo, no debe extrañarnos que se marcara como tipo máximo humano el clásico griego por su mayor belleza.

Y es que en la mentalidad del momento se tomó el mayor acercamiento al canon clásico como modelo de superioridad racial. White en su Natural History (1799)  afirmará que “Ascendiendo finalmente por la línea de gradación llegamos hasta el blanco europeo que al estar más alejado de la creación bruta puede ser considerado como el más hermoso de la raza humana…nadie pondrá en duda su superioridad intelectual a la de todos los demás hombres” Es decir que la hermosura medida conforme al parecido con los modelos clásicos es demostrativa de la superioridad racial e intelectual. En su obra da después muchos argumentos a cerca de las cualidades que demuestran la superioridad de la raza europea, algunos que hoy nos resultan muy chuscos como: “cabeza noblemente abovedada que contiene tan gran cerebro”…”el rostro perpendicular con nariz prominente”…”las mejillas rosadas”…”su natural apostura”…”la suaves facciones de las bellas mujeres de Europa”…y el que riza el rizo: “El seno de la mujer europea formado por dos hemisferios redondeados y blancos como la nieve, rematados en bermellón”. Argumento este último que no tiene réplica posible.

Con estos puntos de partida no debería extrañarnos que las teorías antropológicas de la época consideraran como subhumanos, tanto a quienes habían nacido con malformaciones como a los individuos normales de otras razas. Y si eran subhumanos carecían de los derechos que eran solo inherentes al ser humano. Por tanto las personas con malformaciones o de otras razas podían ser exhibidas como atracciones de feria, como el caso del llamado “Hombre-elefante”, cuya historia fue llevada al cine, o el caso de la mujer de raza hotentote, que bajo el nombre de la Venus Hotentote fue exhibida en una jaula en Londres y Paris entre 1810 y 1815 ( aclaremos que hubo grandes polémicas pues hubo mucha gente que se opuso a la exhibición de esta mujer como si fuera un animal lo que no sucedió en el caso del Hombre-elefante, un pobre enfermo de una rara enfermedad que produce grandes crecimientos de la dermis que deforman el cuerpo, en su caso en la cabeza, lo que hacía que su rostro pareciera el de un elefante). La consideración como no-humana de la pobre mujer hotentote, quedó de manifiesto cuando murió, pues considerando que era un buen ejemplar para la colección del Museo de Historia Natural de Paris, la disecaron para poderla tener como objeto de estudio permanente.

Y es que en aquel tiempo, los bosquimanos, hotentotes y aborígenes australianos estaban considerados como el último escalón de la escala humana, ligeramente por encima de orangutanes y chimpancés, como demuestra que el nombre dado a los bosquimanos venga de bosmanneken u hombres del bosque en holandés, ya que los holándeses los consideraban iguales a los ourang outan de sus posesiones holandesas, la equiparación entre bosquimanos y orangutanes fue tan real como para que estén documentadas cacerías de bosquimanos por colonos holandeses para comérselos, ya que asumían que era el animal equivalente del orangután malayo en África.

Respecto a la otra raza de negros africanos bajitos los llamados pigmeos, solo con el nombre ya tenemos un indicio de la consideración que merecían a los europeos de la época que así les denominaron. Pigmeo viene del griego, pygmaios, pueblo de seres fabulosos que no tenía más de un codo de alto y que ya solo por ese motivo no eran humanos. Dejo para otras mentes más cualificadas que la mía en filosofía del lenguaje las elucubraciones entre significante y significado entre orangután y bosquimano y la denominación de pigmeo, en lugar de twa que es el nombre que en bantú se dan así mismos los “pigmeos”. El poder del europeo empezaba en su poder para nombrar para definir con impunidad…

Y ahora estamos en situación de acercarnos a la criatura del doctor Frankestein del s XIX de la novela. La clave, a mi parecer, es que el subhombre, el monstruo, tiene razón, capacidad de pensamiento y sobre todo es humano porque tiene sentimientos, capacidad de sentir –aquí el romanticismo de la época marca el discurso- y que puesto que tiene raciocinio y sentimientos tiene derecho subjetivo a ser tratado como persona. Y al mismo tiempo el Dr. Frankenstein se irroga el derecho de matar a la criatura porque la ha creado. Mrs Shelley expone la tragedia de la exclusión del otro, del que quiere ser uno más en la sociedad y se ve rechazado por su físico y la profunda injusticia que supone. Y el derecho de excluir de exterminar

Escribe Bauman de la necesidad de reconocer al otro como prójimo y si al otro no se le ve como prójimo, sino como a  monstruo, todo es posible; mas en el Frankenstein de Shelley, no todo es posible pues la criatura al tener sentimientos está reconocido como si fuera ser humano, aunque con mucha ambigüedad, que es lo que plantea la tragedia de la obra. Shelley  plantea una cuestión fundamental  ¿Es el diferente, por el hecho de serlo, carente de los derechos humanos y tenemos derecho, solo porque sea diferente a negarle el derecho a existir?

Sin embargo en el siglo XX, en el cine, no habrá ambigüedad que quepa, la criatura del Dr. Frankestein pasa a ser el monstruo, que por ser diferente es una amenaza a la comunidad, que tiene que ser eliminada. El interrogante ético que plantea la obra de Shelly  está respondido: SI, tenemos derecho, incluso, a negarle la existencia. Tenemos derecho a abusar, a maltratar, incluso a eliminar al monstruo.

Y ¿Quién es el monstruo?

Y la respuesta es terrible: tenemos derecho a definir al monstruo al orangután, al bosquimano, al pigmeo, a los untermenschen.

Lo más triste es que la criatura de Frankenstein está entre nosotros. En  nuestra sociedad es el negro de la patera, que se sabe diferente y desea ser un igual en la sociedad en la que vive, la nuestra, que quiere que sea la sociedad dentro de la que vivir, pues al igual que el crimen del negro de la patera, es que carece de papeles, el crimen de la Criatura es que también carece de papeles, es decir, no se le considera como ser humano miembro de la colectividad, no es miembro de la comunidad y carece de derechos: es diferente y nada hay en el mundo que pueda hacer cambiar su situación.

La criatura, a la que el Doctor no ha dado nombre, cuando se percata de que no se le dará carta de ciudadanía se rebela y, aquí está la tragedia, se encuentra, con que lejos de encontrar comprensión, su creador se arroga el derecho de destruirle. Al igual que  la criatura de Frankestein, el negro de la patera también es creado. Como decía Marx un negro es un negro, solo en determinadas condiciones sociales un negro es un esclavo. Y ahora  diríamos un negro es un negro, solo en determinadas condiciones es un sin papeles, es decir un ser que carece de los derechos humanos elementales.

El siglo XX es el de crear criaturas de Frankensteines. Bauman expone como se crea el judío como ser no-humano y como a partir de allí quienes han logrado convertir al judío en un no humano, quienes lo han creado, decidirán si deportarles a Madagascar o eliminarlos…Pero aquí radica la diferencia substancial entre el XIX y el XX respecto a sus Frankesteines. La Criatura de Shelley es un ser que desea y tiene derecho a ser humano, es diferente no es humano, casi diríamos no es europeo, pero es racional, piensa,  siente y es la víctima de la tragedia, ya que los seres humanos no le consideran así. El Frankestein del siglo XX es un monstruo desde el mismo momento en que es diferente y en aras de, llamémosle limpieza étnica, tiene que desaparecer para no perturbar la vida de la aldea.

Sin embargo hay una digresión interesante sobre el mito de Frankenstein en la película El Jovéncito Frankenstein. En ella el monstruo es el monstruo, perturba la paz de aldea, hay que acabar con él, pero por azares del destino se acaba convirtiendo en un millonario y a partir de allí tiene una aceptación social total. Me recuerda cuando era Jesús Gil alcalde de Marbella que cuando se le echó en cara los malos tratos dados por la policía municipal a los marroquíes, desmintió que fuera racismo ya que en Marbella había muchos jeques árabes residiendo y nunca había habido problemas de convivencia. Como dice un refrán brasileño: el dinero blanquea la piel.

La diferencia estriba en el capital ante todo la criatura carece de dinero. Y por negársele se le niega el nombre la existencia. El negro desposeído desaparecerá transformado en  subsahariano,  el trabajador explotado pasará a ser clase media, etc.

El capital lo primero que hace es suprimir al proletariado su nombre negándolo, al igual que la criatura de Frankenstein carece de nombre.

¿Era la intención de Mrs. Shelley hacer un cuento describiendo en forma mítica el nacimiento de la clase proletaria en la sociedad capitalista?. Probablemente sí.

Ella escribió sobre la Criatura que “reconocía la división de la propiedad en las inmensas riquezas y la miseria y se rebelaba contra ellas”.

No nos debe extrañar pues fue la hija póstuma de  Mary Wolstonecraft y de Wiliam Godwin, a quien se considera precursor del movimiento anarquista, propagandista del tercer estado simpatizante del ala más radical de la Revolución francesa y que fue de los primeros en usar la expresión de la lucha por la emancipación del proletariado. Mary Shelley no fue una damisela romántica con peinado con tirabuzones sino una persona de clara ideología de izquierdas y sólida formación cultural.

Y la futura Mary Shelley fue su hija, alumna y discípula. Pero además fue la esposa del poeta Shelley que, lejos de ser un romanticón fue siempre un activista de la extrema izquierda. En sus versos comparaba el trabajo asalariado como una explotación similar a la esclavitud. Y fue expulsado de la universidad por escribir su libro La Necesidad del ateísmo.

Es interesante para entender el título Frankenstein o el moderno Prometeo que tiene el libro. Frankenstein es el doctor y el moderno Prometeo es la criatura, En el mismo año en que se publicó la novela el poeta Shelley publicó tras 3 años de trabajo  su poema Prometeo liberado. En él Prometeo se niega a recibir el perdón de Júpiter pues lo único que desea es que la tiranía de Júpiter sea derrotada por los humanos que gracias al fuego podrían liberarse de la esclavitud.

La criatura es el proletariado. Y la Criatura es el proletariado con conciencia de clase que lucha por conseguir su reconocimiento como persona. El moderno Prometeo es la clase trabajadora organizada para lograr esa emancipación del trabajo de la que ya su padre Mr Godwin había escrito.

Como todo buen mito con el tiempo ha adoptado muy diversas formas: el Golem, los replicantes de Blade Runner, Robocop, los zombis…

Estos mitos han aparecido preferente y casi exclusivamente cuando el capitalismo ha entrado en crisis graves. El Golem en Alemania tras la Primera guerra Mundial, las películas de Frankenstein en el Hollywood de los años Treinta, los replicantes tras la crisis de los Setenta y los zombis tras la crisis del 2000.

Que en la actualidad la Criatura de Frankenstein adopte la forma del zombi da que pensar ya que un zombi es un muerto viviente que vive gracias a quien le ha resucitado y a cambio de darle la vida se convierte en su esclavo sin voluntad propia y haciendo todo cuanto le ordena.

Con la moda zombi los jóvenes actuales intuyen el futuro que les tiene preparado el capitalismo de la CEOE.

Una última digresión, la criatura, el proletariado, ha de ser despojada de su humanidad para así poderlos eliminar. Los untermenschen, los rojos, para así declararlos enemigos de la humanidad y poder exterminarlos. Recordemos a Vallejo Nájera buscando las anomalías degenerativas raciales que hacían que alguien fuera comunista…

E     Drácula, el vampiro, o el Capital

El otro mito que nace en la noche del 16 de junio de 1816 fue el vampiro, Drácula.

En una situación que hubiera hecho las delicias de Carlos Marx, que escribió que el Capital y el trabajo, la burguesía y el proletariado son las dos caras de la misma moneda y nacen juntos, pues si el Capital crea al proletariado éste con la generación de plusvalía crea al Capital. Y como si fuera una alegoría, Drácula y la Criatura nacieron el mismo día.

La primera forma el vampiro de Polidori se publicó un par de años después que el libro de Shelley, pero la forma definitiva es la novela de Bram Stoker.

El Vampiro de Polidori es completamente atractivo promete la libertad pero se comporta como un tirano con aquellos que se le allegan. Tras el cuento del Vampiro Byron que se sintió aludido viéndose retratado en el personaje rompió con Polidori.

El crítico de cine Bob Madison dijo de la película de Drácula que el éxito del personaje consiste en que es muy atractivo pues muchos quisieran ser Drácula, un tipo elegante, que seduce y subyuga a quien desea teniendo a todo el mundo bajo su poder, que no tiene problemas económicos pues es rico, que no trabaja, y que solo se levanta para disfrutar de la noche.

Drácula promete vida eterna y proporciona la muerte, promete libertad e impone esclavitud. Drácula con su mordisco transforma en muerto viviente, su esclavo a quien quiere.

Desde luego Drácula es el Capital y. al revés de lo que le ocurre a la Criatura que deseando estar a la luz del día participando de la sociedad, ser uno más y ésta se lo niega, Drácula puede estar a la luz del día pero prefiere invisibilizarse, que no se sepa que existe, ocultándose en las sombras de la noche y en su guarida durante el día. Prefiere ejercer su inmenso poder de incognito.

Al igual que la Criatura Drácula aparece con intensidad en las èpocas de crisis del capitalismo para remitir en los tiempos en que la economía capitalista funciona.

En la Alemania de Weimar aparece como Nosferatu y posteriormente como Dr. Mabuse. Firtz Lang llegóa a hacer 4 películas con el personaje del Dr. Mabuse, le obsesionaba. En la segunda entrega el Dr. Mabuse confiesa que nunca tendrá dinero suficiente pues no quiere el dinero por sí mismo; lo que quiere es el poder absoluto que sobre la gente proporciona el dinero, por eso nunca tenía suficiente dinero. En la tercera parte, muerto Mabuse su espíritu se encarna para poder seguir actuando: El capitalismo es inmortal.

Y tras la crisis del 29 se hará la primera gran producción en Hollywood con el tema de Drácula.

Cuando llegó la crisis de 1973 Drácula reapareció de la mano de Ford Coppola. Este tenía al Mabuse de Lang presente, haciéndole homenaje en la escena de Drácula sobrevolando con su poder el barco en que viaja a Londres.

La villa Diodat es visitable en la comuna de Cologny. En dicha comuna a escasos cientos de metros  está la sede del Foro Económico Mundial (el foro de Davos) y a menos de dos kilómetros está la sede de la Organización Internacional del Trabajo ¿Será verdad que Drácula necesita posarse en la tierra que le vio nacer? Y se diría que el Capital y el Trabajo siguen siendo incapaces de separarse y añoran el lugar donde nacieron la Criatura y el vampiro en la misma noche.

 F      El hombre lobo o el Fascismo

Desde el Neolítico y hasta la actualidad los chamanes se transforman en animales. La creencia de que un ser humano puede asumir el alma de un animal y así transformarse en él estuvo extendida en los medios rurales europeos pero ya los romanos cultos lo consideraban patrañas de rústicos incultos. Creencia asociada a las brujas, éstas podían transformarse en animales pero, incluso en los siglos de la caza de brujas, sus cazadores no creían que tuviesen ese poder sino que era Satán el que podía transformarlas. No creían que un ser humano pudiera transformarse por sí en animal, en lobo.

Uno que sí podía transformarse en animal, y uno de sus preferidos era el lobo era Drácula, lo que formaba parte de su mito. La licantropía era atributo del vampiro.

Del mismo modo que las crisis económicas de entreguerras contemplaron la resurrección de Drácula y la Criatura del Dr. Frankenstein, este periodo verá alumbrar nuevos mitos que son el hombre lobo y los superhéroes.

Si en la criatura del Dr Frankenstein podemos aseverar con casi total seguridad que tenía en mente expresar al nuevo Prometeo, el proletario que estaba emergiendo como clase, en el caso del hombre lobo estamos seguros de su significado.

El hombre lobo supone que una persona normal puede transformarse en lobo en predador de seres humanos. No necesita ser vampiro. El licántropo se autonomiza del vampiro.

El hombre lobo nació en 1941 con la película de Hollywood y desde entonces se ha quedado entre nosotros. Al igual que Drácula y Frankenstein resucitaría tras la crisis económica de los 70.

El creador del hombre lobo fue el guionista de la película, el cineasta alemán Curt Siodmak, judío antifascista que tras la llegada del nazismo emigró a Hollywood y, lo sabemos por él, lo que quiso hacer fue una alegoría del fascismo.

El hombre lobo es el fascismo. Claro que como todo mito admite cambios en las formas en las que aparece.

Este mito tuvo un precedente en la novela de El Extraño caso del Dr. Jeckill y Mr Hyde de Stevenson.

Stevenson, socialista en su juventud y persona progresista radical viajo por el mundo y escribió artículos en los que denunciaba el trato despótico y los abusos que cometían los hombres blancos que vivían en las colonias respecto a los aborígenes. Le chocaba que mientras los británicos en sus islas eran un modelo de cortesía y civilización los que estaban en las colonias se comportaban como bestias despóticas, transformándose en auténticos monstruos.

La novela la escribió tras soñar el tema en una pesadilla que le afectó mucho entendiendo su significado el Dr. Jeckill y Mr Hayde eran la misma persona, el civilizado británico de Inglaterra y el tirano de las colonias no eran coetáneos,  eran la misma persona.

El hombre lobo, el hombre que se transforma en predador de hombres.

Los epígonos del hombre lobo son mucho más numerosos de lo que parece por ejemplo los Blade runners.

En general los hombres-lobo suelen matar criaturas frankenstein. No se sienten  asesinos pues los Frankensteines no son seres humanos, es decir son proletarios privados de la dignidad de ser personas, sin nombre. Es el trasunto del nazi que convierte primero a los judíos, comunistas, homosexulaes, eslavos, minusválidos en untermenschen antes de matarlos.

Una variante moderna son James Bond y sus similares. Bond tiene licencia para matar, es un hombre lobo, pero no actúa con autonomía solo tiene licencia para matar a quienes se le ha dicho que son malos. A cambio de la autonomía perdida se le otorgan cualidades de Drácula, es elegante, guapo y seductor, viviendo en el lujo pero no es el vampiro.

Figuras habituales en el cine: Rambo, Bardem en No es país para viejos, asesinos en serie, el mercenario, el terrorista, etc.

G     El Superhéroe: Superman, Batman, El Capitán América

Tras la crisis económica del 29 nacen en Estados Unidos los superhéroes. Hay tres principales que suponen una evolución en el modelo del mito y su sinificado en el tiempo: Superman, Batman y el Capitán América.

Superman

Nace en 1938 y es similar a los héroes clásicos pues no es humano, tiene poderes sobrenaturales, le cría una familia que no es la suya, etc.

Al igual que Hércules, Jesucristo o los santos solo él gracias a sus poderes sobrenaturales puede reparar las injusticias. En las historias de Superman las personas corrientes no son capaces por sí mismas de solucionar las injusticias.

Los males de la sociedad que endereza nunca son los derivados de la miseria de la injusticia social o de la crisis económica. Los capitalistas no son culpables. La causa de los males está en el delito o en gente malvada. En Luthor, villano de cartón piedra.

El capitalismo que es bueno proporcionaría una buena vida pero esto no es así por estos villanos que son la causa de todos los males que tiene la sociedad. Nunca lo son los propietarios de los medios de producción (Drácula nunca está visible siempre está en la sombra).

¡ Superman es de derechas!

Renace tras la crisis de los Setenta en nuestras pantallas.

Batman

Nace en 1939, al año siguiente de Superman.

En este caso el que protege a la humanidad es un multimillonario, el Capital; y adopta como disfraz el del vampiro: Batman es Drácula.

El mensaje es que el capital no nos explota es bueno y nos protege.

Pero nos protege del Jocker. El comodín de la baraja. Un personaje completamente falso. El capital nos protege de un peligro inventado. Se crea un falso malo del que nos protege el capital a fin de que lo aceptemos como amigo. Para que la gente acepte el capitalismo, éste necesita convencernos de su bondad protegiéndonos de un mito malvado ya sea el comunismo, Fidel Castro, el eje del mal, de Sadam Hussein, de Corea del Norte, etc.

Cinematograficamente renace tras la crisis del año 2000.

Batman es más de derechas

Capitán América

Nace en 1941, en vísperas de la entrada de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Su contenido es inequívoco, América y el capitalismo van a la conquista del mundo trayendo la libertad, la explotación capitalista, etc.

Renace hacia 2005 paralelamente al proyecto de un Siglo Américano.

Es tan de derechas que carecemos de superlativo en castellano

 H    John Rambo

En la primera película Rambo es un trabajador que ha estado movilizado en Viet Nam y a su vuelta no está integrado, parte por el rechazo de la sociedad como por su propia experiencia. Diríamos que es una persona que sería una protocriatura frankensteiniana. Cuando se le quiere destruir se rebela contra la sociedad que le rechaza.

A partir de la segunda Rambo se integra socialmente cuando acepta convertirse en asesino de malos, en Hombre Lobo.

Reflexionando vemos como al proletariado moderno se le simboliza ahora de la siguiente manera. O bien será el zombi, muerto viviente, esclavo cuatrocientoeurista, o bien puede optar como alternativa en la vida en convertirse en Hombre Lobo que mate zombis.

Incluso hay videojuegos con la temática de hombres lobo contra zombis.

El capitalismo actual, al excedente de mano de obra del capitalismo en los países del centro, su ejército de reserva, no los necesita como trabajadores sino como hombres lobo. Y en la periferia del sistema los transforma en no humanos, los desechables, los subsaharianos, etc. Que han de ser controlados por los hombres lobo, los contratistas. Ser hombre lobo, tras el lavado de cara de Bond se ha convertido en profesión respetable.

 I       El héroe proletario

Es extraña la contradicción del movimiento obrero que cantan eso de hagamos nosotros mismos el esfuerzo redentor ya que en tribunos no está el salvador, etc., que cuando logran hacer la revolución siempre se la adjudican a una persona, se inventan a un héroe proletario.

El movimiento obrero está lleno de héroes, eso sí, de carne y hueso. El Che, Castro, Mao, Lenin, Marx, Bakunin, Durriti Negrín, Allende.          Parece como si solo se concibiera que fuera a derrotar al capitalismo no las masas sino un héroe.

 J      El Capitán Trueno, como antítesis del superhéroe

El Capitán Trueno es un rojo infiltrado entre los superhéroes

Creado por el anarquista Víctor Mora las señas de identidad del Capitán Trueno son:

-         Vive en la edad Media pero no es noble

-         Tiene como pareja a Ingrid de Thule (pero no están casados)

-         No es religioso

-         Su escudo es el de la Corona de Aragón (de la Generalitat)

-         Carece de poderes sobrenaturales

-         Usa a la ciencia y la técnica

-         La toma de decisiones es colectiva con Ingrid, Crispín y Goliath

-         Frecuentemente su labor es organizar a los campesinos y siervos contra el señor feudal que les saquea o les explota.

El Capitán Trueno es el Che Guevara de los tebeos.

 K     Conclusión Final

No son los únicos mitos hay otro más que es muy preocupante. Se trata del mito del apocalipsis, del final de nuestra civilización o de nuestra especie. Pero no lo vamos a tratar aquí.

La conclusión de lo que inconscientemente a través de los mitos podemos establecer es la deriva hacia un mundo muy inquietante. En el que el miedo es predominante y donde los valires ilustrados del humanitarismo se diluyen.

Y no quiero seguir escribiendo que si siguiera pensando me entristecería demasiado.

Ciclo Ateneo Ateo: 10 de junio de 2016

Tema: Los mitos de la modernidad

El mito aparece a primera vista un puro caos, una masa informe de ideas incoherentes.

No existe fenómeno natural ni de la vida humana que no sea capaz de una interpretación mítica y que no reclame semejante interpretación.

El mito en su sentido y esencia no es teórico (…) oculta su sentido tras todo tipo de imágenes y símbolos y la tarea de la filosofía consiste en desenmascararlo

(Ernst Cassirer. Antropología filosófica. FCE)

 Ponente: J. Miguel Sierra

Ingeniero de Montes y licenciado en Geografía e Historia

Socio de AMAL

 Fecha: Viernes 10 de mayo  de 2016

A las 19,30 horas

 Lugar: Sede de AMAL en Madrid

C/ Carretas 14 – 2º H

(Metros Sol y Tirso de Molina)

Ciclo Ateneo Ateo: 27 de mayo de 2016

Tema: Neoliberalismo y religión, las dos caras de la misma moneda

Se analizarán las concomitancias entre capitalismo y religión, especialmente en la última etapa del neoliberalismo.

Ponente: Javier Medel

Medico y socio de AMAL

Fecha: Viernes 27 de mayo  de 2016

A las 19,30 horas

Lugar: Sede de AMAL en Madrid

C/ Carretas 14 – 2º H

(Metros Sol y Tirso de Molina)